Obtén el blanco perfecto con bióxido de titanio

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on print

El bióxido de titanio es una sustancia brillante de color blanco que posee una serie de cualidades menos conocidas que lo convierten en un agente extremadamente útil e importante en nuestra lucha contra el cambio climático y el cáncer de piel.

Tiene amplia capacidad de dispersar la luz y tiene resistencia a los rayos ultravioleta. Además, está presente en cientos de productos cotidianos, aporta beneficios notables para la economía y mejora la calidad de vida.

Se puede añadir a pinturas, cementos, ventanas y tejas para descomponer los contaminantes medioambientales. Como pigmento blanco, el TiO2 es una de las materias primas más importantes para pinturas y revestimientos.

También tiene otras aplicaciones en productos como embalajes, tintas de impresión comercial, cosméticos, dentífricos y alimentos (colorante E171).

En su uso como pigmento para pintura se llama blanco de titanio, pigmento blanco 6 o CI 77891. También se le denomina “el blanco perfecto” o “el blanco más blanco” por sus potentes cualidades blanqueadoras.

En la industria alimentaria, el TiO2 se emplea en grado de pigmento y se llama E171. Actúa como blanqueador en muchos productos alimenticios, pero también hace las veces de potenciador del color y de la textura. El E171 puede aportar suavidad al chocolate o acidez a los caramelos.

En el ámbito del maquillaje y el cuidado de la piel, el compuesto se usa como pigmento y como espesante en las cremas. En los protectores solares, el TiO2 ultrafino resulta útil por su transparencia y su capacidad de absorber los rayos ultravioletas.

En Química Vaid puedes encontrar el componente para el blanco perfecto. Conoce más acerca de nuestros productos.

También te podría interesar